EL AGUA VOLVIÓ A LA TIERRA EN METEORITO Y A LA LUNA EN COMETA

About This Project

“el agua volvió a la tierra en meteoritos y a la luna en cometa”

un proyecto de Claudia Müller

5 de mayo 2017, Galería Die Ecke

 

Investigaciones científicas recientes señalan que nuestro planeta fue formado por el choque y coalición de meteoritos primitivos que contenían agua, siendo éstos los generadores de posteriormente un planeta con hielo, ríos, mar, lagos y reservas de aguas subterráneas. En una primera hipótesis el agua de la luna regresó al satélite en forma de cometa; actualmente la ciencia sostiene que la luna se formó de los gases de esta coalición y se solidificó por sus cambios de temperatura, aunque sigue siendo un misterio la procedencia del agua en nuestro satélite y su permanencia con las altas temperaturas.

El agua es un material que sirve como modelo para entender las fuerzas naturales presentes en el Universo como la gravedad, la evaporación, la condensación y nos permite entender o al menos imaginar, lo que ocurre en el espacio sideral que rodea a nuestro planeta tierra. Bajo lo anterior, es que el trabajo de Claudia Müller nace de la investigación del agua a partir de una observación cotidiana. Aspectos como la influencia de la luna en las mareas, la fuerza de gravedad o la asociación de su caída a una temporalidad, son recordatorios de que el agua es un elemento tan terrestre como extraterrestre, y que al observarlo en la tierra, estamos también advirtiendo su presencia en el Infinito.

La muestra que se presenta el 5 de mayo en galería Die Ecke, surge del interés de estudiar el movimiento del agua como medida de tiempo, en donde la artista elabora circuitos de cañerías de cerámica por donde el fluido desciende por gravedad, imprimiendo con su paso la loza y calculando el tiempo de declive y de reposición, de una cierta cantidad de litros.

Estas estructuras compuestas de tuberías de carácter tipo maqueta, responden formalmente a representaciones de mapas hidrográficos, en este caso el Río Maipo y sus afluentes. Aquí los flujos de agua decantan por los afluentes de loza, irrigando con mayor o menor caudal según la pendiente y sus ramificaciones, desaguando finalmente en recipientes de uso doméstico, para retornar a las cañerías mediante un sistema de bombas de agua y mangueras, controlado por arduinos y válvulas solenoides.

 

Junto a lo anterior, la muestra se compone por una serie de fotografías con imágenes bajo el agua, que muestran el límite entre el medio acuático y el aire, impresas con tecnología chromalux realizadas en el País Vasco, las que dialogan con piedras volcánicas que orbitan entre proyecciones de sombras y fluidos. Todos estos elementos son tensionados cromáticamente con el video “nadie puede empujar el río”. Este último fue filmado con una cámara waterproof en diferentes lugares del Océano Pacífico y el Océano Atlántico entre los años 2014-2016. Las imágenes de este vídeo están unidas mediante diferentes tonalidades de agua, mostrando su entorno terrestre en breves segundos, únicamente cuando la cámara sale a superficie y nos devuelve a la tierra. De esta manera, el video busca desestabilizar el espacio terrenal para mostrar que el planeta se encuentra unido por sus océanos y que el agua está condicionada por una fuerza magnética y una atracción planetaria, que altera o condiciona nuestra naturaleza y paisaje.

La muestra de la artista Claudia Müller, que se presenta el 5 de mayo en galería Die Ecke, surge del interés de estudiar el movimiento del agua como medida de tiempo, en donde la artista elabora circuitos de cañerías de cerámica por donde el fluido desciende por gravedad, calculando el tiempo de declive y de reposición, de una cierta cantidad de litros. Junto a lo anterior, la muestra se compone por una serie de fotografías con imágenes bajo el agua, que muestran el límite entre el medio acuático y el aire, impresas con tecnología chromalux realizadas en el País Vasco, las que dialogan con piedras volcánicas que orbitan entre proyecciones de sombras y fluidos. Todos estos elementos son tensionados cromáticamente con el video “nadie puede empujar el río”. Este último fue filmado con una cámara waterproof en diferentes lugares del Océano Pacífico y el Océano Atlántico entre los años 2014-2016.

 

Category
Instalación